Ellos van conmigo.

domingo, 2 de diciembre de 2012

James Bond y A Sangre Fría, retrato de dos asesinos con alma.

Necesito desesperadamente liberar un poco de tensión acumulada durante las últimas semanas, y qué mejor sitio para hacerlo que en my own blog , pero no se asusten lectores desprevenidos, me refiero simplemente a mi infatuation por Daniel Craig, que ha estado ocupando mis pensamientos y horas libres los últimos días.
Así que decidí unir en un solo post a dos películas
("SKYFALL"-Sam Mendes,2012/"INFAMOUS"-Douglas McGrath,2006) que a mi parecer muestran diversas aristas del mismo individuo, y que a primera vista tienen kilómetros y kilómetros de distancia entre ellas. Me gustaría explorar un poco a ambos personajes en su dimensión completa.
Como no tengo demasiado talento para la escritura me limito a expresar mis opiniones, y, como en la vida misma en ellas conviven las frivolidades más livianas y los sentimientos más profundos.
Es muy gratificante para mí redactar la entrada, luego de ver las películas, leer el libro, investigar un poco acerca de los hechos y luego darles forma.

Para comenzar tenemos a "Skyfall" (Operación Skyfall), la última aventura del famoso agente 007, dirigida en esta ocasión por el oscarizado director Sam Mendes(Belleza Americana).

Como sabemos, James Bond es un personaje literario, creado por Ian Fleming y publicado por primera vez en 1953, para conocer en profundidad a Bond como personaje deberíamos remitirnos a las doce novelas y nueve cuentos cortos escritos por Fleming. Cosa que Daniel Craig hizo antes de aceptar el rol que podría hundirlo en el océano del bochorno.
Las películas oficiales del agente secreto son 23, y a lo largo de 50 años(la primera fue en 1962) tuvo seis rostros muy diferentes: Sean Connery, George Lanzeby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig.
Según pasaban las décadas, James Bond mostraba en su personalidad signos de la época en que estaba viviendo el mundo, y la única manera de juzgar con benevolencia todas las películas de la saga es viéndolas en su propio contexto.
No podemos ver al Bond de Connery, al de Moore o al de Brosnan desde la misma perspectiva, o a sus mujeres y artilugios tecnológicos.
Décadas del 60, 70, 80 y 90's  se plasmaron en los guiones y la idea general de lo que Bond era y debía ser...
Al igual que la saga de Batman que empezó fantásticamente con Tim Burton en 1989 y 1992 y apenas dos entregas luego(con otros directores) degeneró en unas cosas sin sentido, con un nivel de absurdo altísimo y hubo que esperar a 2005 para que Christoper Nolan pusiera todo en su sitio con Batman Begins, con un tratamiento impensado para un cómic y un actor serio por el que nadie apostaba dos pesos(el increíble Christian Bale).
Porque sin Batman Begins no habría lugar para el Bond que nos presentan en Skyfall, y que ya nos habían mostrado un poco en Casino Royale y Quantum of Solace.
Al igual que en el filme de Nolan, en Skyfall el foco de atención está puesto en el lado más humano de su protagonista, con todo lo que eso conlleva.
Así como Batman,  este Bond ya no es un hombre superpoderoso que se lleva el mundo por delante sino un ser humano roto por dentro, lastimado, acosado por sus propios demonios y hasta imposibilitado de hacer lo que considera "su deber".
James Bond es al mismo tiempo dos hombres muy diferentes; el de afuera es parecido al Bond encarado por Moore o Brosnan, un engreído encantador sin problema alguno para presionar el gatillo, bebedor de martinis e incorregible seductor, el de las grandes escenas de acción y pochoclos para todos en plan Michael Bay...
Pero hay otro Bond, el que se muestra cuando los fuegos artificiales se apagan, cuando el orgasmo ya fue alcanzado, cuando el villano ya fue destruído, y es el que se queda solo restañando sus heridas frente al espejo, despojado de la máscara de arrogancia y elegancia, al que le duelen hasta los huesos pero no puede permitirse demostrarlo...en Casino Royale lo vimos ceder y enamorarse, sólo para descubrir que fue traicionado por la mujer que amaba y no poder odiarla porque finalmente ella entrega su vida por él.
En Quantum of Solace lo vimos rabioso y en plan de venganza, rebelde para obedecer las normas y las reglas, permitiéndose un raro momento de ternura con la chica Bond de turno( con la que no se acuesta) cuando ambos parecen estar al borde de la muerte.
Y finalmente en Skyfall lo veremos lidiando con su pasado y el dolor que éste le causa, lo vemos enfrentándose a su propia mortalidad, a la debilidad de su carne, el cariño muy escondido y un poco salvaje que siente hacia M, la única figura maternal que ha conocido.
Lo vemos cuestionándose su deber, sobre todo en la primera escena cuando se resiste a dejar morir a un compañero pero lo obligan a hacerlo, preguntándose si vale la pena dar la vida por quien lo sacrificaría sin dudar, porque de todos modos, cuál es su recompensa?
La opción a esto se presenta en Skyfall bajo la forma de Raoul Silva, quien fue un agente brillante como él mismo, que se sintió traicionado y decidió convertirse en lo opuesto de héroe: el villano de turno.
 Silva le ofrece a Bond la posibilidad de liberarse de todas sus cargas y culpas, la oportunidad de ser libre, de decirle basta a esa destrucción lenta de su hermoso cuerpo, de la opresión de seguir siempre las reglas, porqué ser mártir de una causa en la que no cree de verdad?
Pero Bond  tiene principios, es quien es y no puede darse el lujo de esa alternativa, si alguien debe ser duro y proteger a los demás, ése será él. Por Inglaterra y por su propia vida.

Observaciones  y frivolidades varias. 
Grandes aciertos:

-El tema principal del filme interpretado por Adele simplemente te eriza cada vello del cuerpo, es una maravilla de canción y cuando la oyes luego, con toda la trama ya en tu cabeza te caen las fichas una a una.
Lo nomino a Mejor Tema Bond de Todos los Tiempos.
En segundo lugar está la canción "You know my Name" de Casino Royale, perfecta para la historia de un Bond enfrentándose a la idea de ser un asesino("la sangre más fría corre por mis venas").
-Javier Bardem está fabuloso como el hacker y ex-agente Raoul Silva, y su química con Daniel es innegable, la caracterización tal vez nos confunda un poco y tengamos la idea de que es una caricatura, pero su personalidad siniestra está más cerca del Joker de Heath Ledger que de cualquier villano Bond.
Su voz suave, sus modales dulces y su comportamiento descolocan y logra que el espectador se sienta algo incómodo.
No hay nada seguro con este villano, la ambiguedad es su arma más poderosa, es alguien a quien no podemos descifrar y eso es lo que nos molesta. No hay modo de saber qué hará.
Es impredecible.
La mejor muestra de ello es cuando nota que M fue herida y se preocupa y le pregunta quién le hizo eso, aunque sabemos que su mayor deseo es matarla.
O durante su first meeting con Bond, donde no sabremos nunca si pretende destruirlo o seducirlo y atraerlo a su propia causa.
-El vestuario de James Bond, a cargo del afamado diseñador Tom Ford (quien hizo lucir la elegancia de Colin Firth en su ópera prima A Single Man), se merece todos los laureles.
Cada pieza es más bella que la anterior y simplemente te quedas pensando en cómo la ropa de hombre puede ser tan hermosa, y cómo esos trajes hacen lucir cada atributo de Daniel Craig. El precioso traje gris perla de la escena inicial,
el icónico smoking azul noche, y hasta las prendas informales como una gastada chaqueta Levi's, o abrigos de doble abotonadura.
Y ni qué decir cuando se queda en camisa blanca y tiradores.
Los fabulosos anteojos de sol, también con el sello de Tom Ford.



-Con respecto a las chicas Bond, únicamente es Vesper( de Casino Royale) quien merece tener ese título, ya que el resto de las mujeres que aparecen en Quantum o Skyfall son sólo auxiliares de la trama.
Eva Green la descosió en aquella película, creando un personaje completo y complejo, su belleza refinada y elegante hacían perfecto contrapunto con la rudeza salvaje de Daniel. Miren este momento tan bonito, como el rostro de James se ilumina al estar en compañía de Vesper.
Casino Royale sigue siendo mi favorita de las tres por este romance, que lamentablemente no puede tener final feliz.

 Aunque en Skyfall valen destacar los diálogos cargados de ironía y doble sentido entre Bond y la nueva Moneypenny (spoiler!), donde vemos que de a poco está recuperando algo del humor de antaño.
-Nunca pensé que una navaja de barbero podía ser usada como un instrumento sensual, sobre todo luego de ver Sweeney Todd. Pero ese Craig semidesnudo dejándose rasurar por Noami Harris fue toda una revelación.
-La aparición del nuevo Q fue magnífica, nuestro querido Ben Wishaw-Keats, como un cerebrito genial que sabe exactamente qué lugar ocupa la tecnología en estos tiempos y no se siente intimidado por la fuerte presencia del 007.
En pocas escenas Ben se adueña de un rol icónico y lo convierte en algo que sin dudas queremos volver a ver.

-Judi Dench es simplemente la mejor, una reina. Uno de los mejores aciertos de las tres últimas películas es su espinosa relación con Bond, que parte en Casino Royale desde el desdén más absoluto hasta la ternura que veremos en los tramos finales de Skyfall, ella es sin lugar a dudas la mujer más importante en la vida de Bond. Un gran rol para esta gran dama.
Me pregunto si el gran Ralph Fiennes podrá reemplazarla, será interesante verlo.
-Las locaciones son algo menos exóticas que en las anteriores, aunque vayamos a Estambul y Shangai, pero el castillo escocés de los padres de Bond en el tercer acto es imponente, y provoca sensaciones de las más variadas. Toda la locación es un verdadero acierto en un momento especial de la historia. 
Es una verdadera lástima que resulte completamente destruida, al igual que el precioso Aston Martin, el automóvil más asociado con 007 de todos los tiempos.
Uno de los guiños al aniversario 50 del personaje.

-Daniel Craig, sin dudas la interpretación de Daniel es la clave de esta resurrección de James Bond, podríamos llenar párrafos y párrafos explicando por qué pero puedo simplificarlo en una línea: Daniel toma en serio a James Bond, desde su humanidad y sus fallas sin subestimarlo jamás. Destila masculinidad por cada poro y no necesita siquiera diálogo para expresar las contradicciones de Bond, su rostro lo dice todo.
Y su cuerpo, claro, sigue siendo un poema y un placer para los ojos.
Sólo queda agradecer porque tendremos al menos dos entregas más del agente con licencia para matar.
                                          -------------

Totalmente en las antípodas del universo Bond, nos encontramos con esa pequeña maravilla independiente que es "Infamous"(Historia de un Crimen-2006) injustamente opacada por Capote, que se rodó al mismo tiempo.
In Cold Blood ( A Sangre Fría) es una novela de no-ficción del escritor Truman Capote, publicada en 1966 y que relata el crimen de una familia en un pequeño pueblo de Kansas.
Yo leí por primera vez el libro sin tener la más remota idea de quién era el autor o de que los hechos hubieran sido reales, pero me atrapó la narrativa y sobre todo la historia personal de uno de los asesinos, Perry Smith.
Sentía simpatía por él y ahora comprendo que el mismo Truman tuvo esos sentimientos y los plasmó en su obra maestra, al leerla por segunda vez puedo notar en la generosa descripción de la infancia y carácter de Smith que Capote evidentemente lo trató de forma compasiva. A diferencia del otro asesino, con quien no es posible empatizar.
De todos modos hay que decir que leyendo A Sangre Fría uno no puede "ver" la presencia de Capote en la historia, simplemente se entera de los hechos y conoce íntimamente a los asesinos, al policía que los atrapó, la conmoción que provocó en la comunidad y a la familia asesinada. Pero no "vemos" allí a Capote, no podemos imaginar cómo recolectó los datos ni su proceso creativo.
Y es eso precisamente lo que nos muestra este filme, cómo Truman se encontró con aquella historia, cómo se sumergió en ella y cómo fue transformado por ella.
Toby Jones es simplemente delicioso en su composición, físicamente es igual!, al principio puede resultar extraño y hasta fastidioso (esa voz tan particular) pero muy pronto y casi sin darte cuenta te conquista completamente.
Con la fácil definición de excéntrico, Capote había logrado crear un personaje divino al que todos adoraban, una especie de enfant terrible al que le perdonaban todo. Ligero, divertido, amante de los chismes, las fiestas y el lujo, portando su homosexualidad y su talento como un estandarte.
Pero cuando los asesinos son atrapados (algo que nadie se esperaba), decide que debía contar su versión también y así llega a conocer en profundidad a Dick Hickock y muy especialmente a Perry Smith.
Debo confesar que al igual que con lo de James Bond, yo ya había prejuzgado a Daniel Craig antes de verlo siquiera, porque ya conocía bien al Perry del libro y ése no se parecía absolutamente en nada a Craig.
Había visto antes a Eric Roberts en ese rol y su actuación había quedado profundamente arraigada en mí, pareciéndome que era perfecto.
Pero resulta que el Perry Smith que Craig y Douglas McGrath( director del filme) nos muestra otro lado del hombre, una dimensión que no podemos ver en el libro y es justamente la relación que se establece entre el entrevistado y el entrevistador.
Porque a pesar del maquillaje, los intérpretes parecen haber tomado la decisión de no centrarse tanto en buscar el parecido exacto sino en la dimensión humana del personaje.
Un ejemplo de ello es que en la versión de Eric Roberts, el actor mastica aspirinas constantemente, exactamente como se lo describe en el libro. Y en la versión de Craig eso ni siquiera importa, no hace falta hacer hincapié en los numerosos defectos físicos de Perry, como sus piernas deformes o sus pies demasiado pequeños o su extraña herencia cherokee-irlandesa.
Es mucho más importante su personalidad, esa que te golpea ya desde las páginas de la novela. 
No sé si me explico al decir que el Perry Smith del libro y el del filme son diferentes pero que no se contradicen. Al contrario, se complementan.
Renunciando a sus inquietantes ojos azules y su cabello rubio natural, Daniel hace gala de un atributo que en sus otros papeles suele pasar desapercibido: su grave y poderosa voz.
Reducido a un espacio tan pequeño como una celda de prisión, interactuando casi exclusivamente con Toby Jones, Daniel nos muestra todas las facetas de ese asesino nato que sin embargo poseía un alma sensible y delicada.
El mismo Capote dice que en Perry convivían lado a lado lo tierno y lo terrible, y ése es uno de los mayores atributos de Daniel Craig como actor: puede condensar a la perfección lo áspero y lo suave sin esforzarse demasiado.
Perry Smith en apariencia era todo lo opuesto al escritor, a Perry nadie lo quiso, nadie prestó atención a sus dotes de artista, y a Truman todos lo adoraban y ponderaban.
El mayor deseo de Perry era ser culto y educado pero no había podido alcanzarlo porque su vida fue demasiado difícil, siempre hundido en la pobreza y el desprecio. Truman era culto, talentoso y un escritor admirado.
Desde el principio Truman  lo trata  como a un igual y eso estimula la confianza y la humanidad de Perry. "Nadie me había tratado así antes", le dice y entendemos que nunca le mostraron respeto ni amor en su vida.
Al ser tratado con gentileza, Perry le muestra su lado más vulnerable, hecho clave que lleva a Truman a escribir algo que va mucho más allá de una simple historia policial. Y transforma a Perry en un héroe trágico...
En una escena, el prisionero le reclama (luego de haber leído Desayuno en Tiffany´s y Se oyen las musas) a Truman que en sus libros no hay compasión, que menosprecia a sus personajes, esa crítica afecta profundamente al escritor haciéndolo replantearse todo su esquema mental.
Y ese "desafío" lo conduce a abrirle su propio corazón a su entrevistado, quién recién allí comenzará a confiar. Los sufrimientos de su vida, la ambivalente relación con Hickock( impulsor y autor intelectual del crimen) se encuentran muy acotados en la película así como la semblanza de la familia Clutter, pero basta para darnos una idea completa de lo que ocurrió y porqué.
Se me ocurría mientras veía la cinta, que Capote casi tuvo que cortejar a Perry para que hable, no estoy segura de que esta historia sea 100% real pero constituye el alma de la película.
Pero cuando ambos comienzan a conocerse mejor descubren similitudes en el otro, sus infancias duras, su sensiblidad extrema y pese a todo, pese a sí mismo, Truman se enamora de aquel hombre, de aquel asesino.
Pero esto no se trata de homosexualidad, está mucho más allá de eso, porque Craig y Jones en la piel de sus personajes nos muestran el encuentro casi milagroso de dos almas gemelas, sin importar el sexo.
Porque si Truman se enamora, Perry también lo hace y reconoce en ese amor el verdadero castigo por su crimen: haber hallado por fin a la persona a la que tanto buscó y buscó con desesperación, a ese ser que podría ponerle fin a su dolor y aliviar su alma. Y hallarlo y no poder tenerlo.
A pesar de que Daniel exuda una masculinidad amenazante que el Perry de la vida real no tenía, transmite sin ningún artificio ni amaneramiento alguno un amor tan profundo que traspasa la pantalla. Puede hacernos sentir su desolación y su angustia.
Y, como sucede al leer el libro, no podemos evitar simpatizar con Perry, tratar de justificarlo, de perdonar de algún modo su crimen.
Antes de morir pasarán cinco años durante los cuales el preso le escribirá semanalmente a su amigo, momentos en que Daniel muestra una ternura que parece impensable en alguien como él. Y ni qué decir durante la escena de la ejecución durante la cual Truman está presente y recuerda a Perry cantando dulcemente acompañado de su guitarra "Gold Mine in the Sky", simplemente te hace saltar las lágrimas.
Luego de la ejecución y la publicación del libro, Truman ya no volverá a ser el mismo nunca más. Su gran amiga Nelle Harper( interpretada sorprendentemente bien por Sandra Bullock) dirá con pesar que "esa noche hubieron tres muertos en aquella horca"
Pero se equivocan al pensar que la interpretación de Daniel es blandita, porque hay algunos momentos muy perturbadores en los que aflora el lado oscuro de Perry, y no dudamos ni un segundo en que sea capaz de matar a sangre fría. Si se siente traicionado o humillado, es capaz de todo.
El peligro está latente, acechando.
La secuencia durante la cual amenaza físicamente a Capote, lastimado por el título de la obra, llega a helar la sangre.
Y es muy creíble como moreno, le sienta muy bien la oscuridad acentuando la dureza de sus rasgos, le brinda la posibilidad de actuar bajo una óptica diferente.
Vemos a la legua que no le importó transformarse y no se preocupó por su atractivo, siempre me llama la atención cuando los actores de ojos azules renuncian a su mayor atributo por el bien de un papel. Cillian Murphy también lo hizo en Peacock.
Si alguien duda de las capacidades actorales del británico, por favor remitirlo a este filme.
Infamous es una gran película.
Si lo han visto sólo como espía glamoroso, o en algunos de sus últimos trabajos, sepan que hay otro Daniel Craig, uno mucho más interesante que aparece en sus películas más desconocidas y se deja ver sutilmente en la piel de James Bond.
Perry Smith es la cara oscura de Bond.

Me siento un poco identificada con Perry ya que yo desearía tener talento para escribir y admiro profundamente a los escritores, como mis amigas blogueras Miranda o Elizabeth, Jennieh y Claudia. Y su capacidad para poner sobre el papel los sentimientos más profundos de su corazón.
Así como Noelia con sus pinceles.
Ya quisiera yo ser una artista, mientras tanto me dedico a leer, ver filmes y escribir sobre ellos. Por ahora será suficiente.

Me despido recomendando cualquiera de las películas así como también el libro de Capote, espero les haya gustado y me despido hasta la próxima.



10 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Hola, príncesa, tremenda entrada, la he devorado.

Me asusté un poco al leer en el inicio que habías pasado unos días de mucha tensión, pero al ver el motivo, comprendo mejor que es una tensión comprensible ;)

Me fascina el personaje de James Bond, y creo que Daniel, luego de Sean, es el mejor. Sé que resulta complicado comparar porque como dices, los hechos transcurren en épocas y escenarios distintos, y cada Bond ha dado lo suyo, pero Sean lo hizo tan, tan bien, captó a la perfección al personaje de Fleming (creo que él comentó que siguió escribiendo con Sean en su mente, tomando cosas de sus actuaciones para imprimirlas en Bond), y desde entonces no vi a ningún actor que me transmitiera la magia del personaje como logra hacerlo Daniel.

Skyfall es una de las mejores películas de la saga que he visto, todos los intérpretes están fabulosos (Bardem me encantó). Has puesto en palabras todo lo que sentí al verla, mi admiración por los trajes, los escenarios, la bellísima canción de Adele, en fin, todo. Lo único que no me convenció esta vez fueron las "chicas Bond", pero es que estoy de acuerdo en que aparte de Vesper, ese título no es muy apropiado para todas.

A Sangre Fría, bueno, no he leído el libro ni visto esta versión, solo vi Capote, con PSH, que me fascinó. Lo subiré a mi lista de pendientes porque me ha provocado mucho leerlo.

Me ha encantado esta genial entrada, querida, mil besos, feliz domingo.

Elizabeth Bowman dijo...

Uysss que me parece que voy a quedar super mal entre mis amigas adictas-fanáticas-enamoradas de James Bond jejejeje

Es un personaje que nunca me gustó y que si en algún momento me permití seguir fue durante la etapa en la que el rol lo interpretaba Sean Connery (pero más que nada por aficción a Sean).

No me gusta tampoco Daniel Craig (ya siento en mí vuestras miradas fulminantes jeje) pero lo cierto es que no podíamos tenerlo todo en común ¿verdad? jejeje

Un besito y buena semana, querida.

anne wentworth dijo...

Jazmín:
Me has dejado sin habla!!!... me puede encantar tu descripción tan exacta de James Bond en la piel de Daniel; yo conocí el personaje por mi capitán que es fan de Bond, pero cuando llego Daniel al personaje para mi fue toda una revelación!!!... esa mezcla que tan bien describes del hombre fuerte por fuera y tan humano por dentro!!... y como bien dices Esa M que si te soy sincera no sé si logren remplazar tan fácilmente; y lo más cercano a una madre que conoce Bond... me pudo encantar Javier Bardem como el malo de la película, de esos que te sacan una carcajada con sus actitudes, pero que por dentro estas diciendo: que va a hacer este....!!!!....
Te quedo mal con la segunda película, no la he visto, pero la anoto para verla...
un abrazo y ha sido todo un deleite para mis ojos leerte!!!

Jennieh dijo...

Jazmín, como siempre es un agrado poder leerte, me encantan tus entradas.

Si debo ser sincera antes de ver a Daniel Graig como el agente 007 no tenía ni idea de su existencia en el mundo cinematográfico y creo que una de las cosas que más llama mi atención de su personaje es su no frialdad que queda reflejada en algunas partes de su interpretación.

Gracias por el dato de la otra película, trataré de buscarla y también de leer el libro que mencionas para ponerme a tono con la historia.

No puedo pasar por alto el final de tu entrada, vaya que tienes talento, porque armar semejante entrada requiere de mucho trabajo, esfuerzo e imaginación; así como de mucho corazón. También agradezco lo que dices sobre mi, aunque sé que me falta mucho.

Te mando cariños, abrazos y besos a la distancia.

Roos dijo...

Pero que entradota amiga!
Mis felicitaciones por la crónica, me ha encantado!!!
Que pases una bella semana!!!!!!!!!!
Roos

Pilar dijo...

Hola princesa,
He leído y he visto "A sangre fría" y no me había dado cuenta que Daniel Craig hacía de Perry!!
Debe ser que la vi cuando aún no era muy conocido. El libro es muy bueno, muy interesante. Ambos amigos Capote y Harper Lee fueron geniales en su trabajo. También en esa época salió la otra versión de capote, con Philip Seymour Hoffman, y creo que él ganó el oscar.
La de JAmes Bond no la he visto, vi la que hizo primero, pero si te había comentado que como salí del cine un ratito y la puerta se cerró y estuve media hora fuera solo escuchando a través de la puerta no entendí mucho :O
Creo que hace un gran trabajo, no se si como Sean Connery pero es que tenía mucha competencia.
Un abrazote!!

Luciana dijo...

Bueno, sabés que me gusta Bond desde que tengo memoria, porque provengo de una familia adicta a este espía.
Por supuesto que en casa, Sean Connery encabeza la lista, seguido por Pierce, pero ahora viene este rubio y poco conocido Craig, que al principio nos caía mal a todos y que, de a poco, nos ha empezado a convencer con su Bond más "humano", con sus altibajos...aunque siempre impecable en Tom Ford.
Me encantó esta última película, me gustó conocer más sobre su pasado, la relación con M, los "nuevos" personajes y ni hablar de la canción! Pasó a ser mi preferida de las Bond song's.
Espero que la próxima entrega, no se haga esperar tanto.
En cuanto a la otra película, vi las dos que se hicieron con poca diferencia de tiempo una de la otra y a veces se me confunden, ups.
Besos.

My favorites things dijo...

Hola Princesa: Que Pedazo de Entrada!!! No tengo palbras... Simplemente te diré que es excelente como expresas tus opiniones y si ese no es un arte..vaya entonces tendré que redifinir mi defenición de él.
Jazmín solo te digo sos una maestra!!!
Besazos =)

princesa jazmin dijo...

AGLAIA: es cierto lo que mencionas acerca de Sean, incluso las raíces escocesas que ostenta Bond son en homenaje a la actuación de Connery.
Él fue el primero y por lo tanto sentó un precedente muy importante, además de haber sido un actor intenso y de carácter, cualidades que ahora rescata Daniel Craig.
Lo único que podemos criticar del Bond de Connery no son relacionadas con el actor ni su interpretación sino únicamente con la época en que vivió, como las acusaciones de machismo y misoginia.
Yo también adoro a Vesper.
Qué bueno que te gustó la entrada.
Espero que algún día puedas ver Infamous, te aseguro que(sin quitarle mérito a Capote)es infinitamente mejor que la otra, Toby Jones es increíble.
Hasta pronto!

ELIZABETH: aunque no lo creas yo tampoco soy una fanática de primer orden de James Bond, también me cuesta entender algunos puntos de su personalidad y es muy probable que no me gustaría en absoluto sin esta vuelta de tuerca que le han dado en los últimos tiempos.
Y lo que te pasa a tí con Daniel a mí me sucede con Robert Pattison, por ejemplo, ya que no puedo comprender la fascinación por ese chico.
Gracias por venir de todos modos.
Un abrazo!

ANNE: la relación de Bond con la M de Judi Dench es uno de los aciertos de oro de estos nuevos productores, le introdujo una profundidad magnífica a los filmes dando lugar a esa escena tan bella del final de Skyfall, antes estaba un poco desperdiciada Judi. Y además, es un personaje femenino fuerte y poderoso.
Al capitán le gusta Bond? y qué opina de Daniel? porque seguro que le encanta Sean Connery.
Como le decía a Aglaia, si tienes la oportunidad de ver Infamous no te va a defraudar porque es un gran filme.
Gracias por el cariño.
Besos!

JEN: como sucede a menudo con muchos interesantes actores muchas veces no reparamos en ellos hasta que hacen un personaje de alto perfil; cuando los productores de Casino Royale anunciaron a Daniel todos se escandalizaron porque era un desconocido, porque no daba la talla...pero ellos sabían bien lo que hacían, conocían la interesante carrera del rubio y sabían muy bien lo que él era capaz de dar.
Con sólo mirarlo no imaginas las cosas que subyacen en él, verlo en Love is the Devil, por ejemplo, es toda una revelación. Desesperación, vulnerabilidad,desgarra verlo sufrir de esa manera.
Por esa razón decidí confrontar a su Bond con esta otra película, que la mayoría de la gente no vio y no saben lo que se pierden.
Si llegas a leer A Sangre Fría encontrarás una interesante novela policial, pero es más interesante el retrato que Capote presenta de los asesinos y sus vicisitudes, la mentalidad del pequeño pueblo luego del asesinato y de la misma familia. Lo lees casi con indiferencia pero luego te das cuenta que es una obra maestra de documentación y la forma en que lo estructuró.
Tu elogio significa mucho para mí, y ya eres una gran escritora, mi damita.
Gracias por leerme.
Nos vemos!

ROOS: gracias por pasarte , amiga, espero no haberte quitado tanto tiempo :)
Un abrazo!

PILAR: sí, Hoffman ganó el Oscar por ese rol pero creo que su performance se queda sólo en el retrato superficial de Capote, la voz, los gestos...Toby Jones le pone el corazón y no actúa para ganar premios, y su química con Daniel es maravillosa.
Así que no sabías que era él era Perry , bueno, está a años luz de su Bond y además el cabello y los ojos color café.Y salió un año antes que Casino Royale.
Gracias por venir!

LUCY: es cierto que Sean Connery será siempre el Bond por excelencia y es bueno ver las películas viejas.
Craig tuvo que convencer al mundo entero de que podía hacerlo( y lograrlo!), dudo que otro actor haya tenido semejante desafío en los últimos tiempos, tal vez el próximo Christian Gray, no? ;)
También espero que las próximas salgan pronto, qué bueno que tenemos garantizadas dos más.
Y el tema de Adele es buenísimo.
Hasta la próxima!

SILVIA: jaja, muchas gracias por lo que dices, cuando algo realmente me atrae o llama la atención me pongo las pilas y salen estos testamentos, siempre con la esperanza de que salgan lo mejor posible.
Te mando un abrazo!

Cari Jiménez dijo...

PAra mí es un hombre con una cara de frente y otra de perfil... pero me gusta, no me cabe duda!! Bss

Related Posts with Thumbnails