Ellos van conmigo.

miércoles, 17 de julio de 2013

Cafés del Mundo... viajamos?

Hola a todos! en la entrada de hoy quiero compartir con ustedes un recorrido virtual por algunos rincones del mundo, ya que soy una incansable soñadora de viajes y pocas cosas me gustan tanto como planearlos, así que imaginaré que dispongo de los medios para hacerlo :)
Y como me encanta el café, vamos a visitar diez de las más bonitas cafeterías del planeta, para algunas de ellas vamos a tener que vestirnos muy bien y sacar a relucir nuestros mejores modales, y en otras vamos a realizar un auténtico viaje al pasado.
Partimos?


1°- El New York Café, Budapest, Hungría.

Ubicado en la planta baja del fastuoso Hotel Boscolo e inaugurado en 1894 por el industrial húngaro del café Sandor Steuer, fue siempre una de las joyas de la ciudad y lugar de encuentro de la vida cultural y artística de Budapest.
Posee un estilo muy refinado que remite a la Belle Époque, con sus arañas venecianas, grandes espejos y ventanales, suelos relucientes, esculturas doradas, columnas salomónicas adornando el salón y un cielorraso con frescos de Mannheimer y de Esienhut.
Más que un café, este lugar parece un verdadero palacio.
Durante el período entre guerras Budapest era posiblemente, el centro cultural más importante de Europa Central, y era en esa época cuando el café rebosaba de intelectuales, políticos y artistas, así como también gran parte de la  antigua nobleza húngara
Tan afamado es el New York Café que fue nombrado como "Most Beautiful Coffe House in the World".

Allí podemos pedir infinidad de variedades de cafés y tés y comer algunas tortas que son especialidades húngaras como la Torta Dobos(nueve capas de un fino bizcochuelo de chocolate, crema y caramelo)o la Esterhazy cake, un  crujiente pastel de nuez recubierto con fondant, o clásicas cakes de manzana caseras.
Una posibilidad es la selección de tartas, y así en un solo pedido probamos varias, podemos verlas en esta imagen.
El chocolate caliente es una exquisitez única.
Y aunque los precios sean elevadísimos podemos darnos el gusto de tomar un desayuno de reyes.
Tal vez sea demasiado "chic" y elegante para ir a tomarse un cafecito nada más, no? pero es una maravilla que sólo podía estar al tope de la lista.
                                    ------------------------

2°- Els Quatre Gats(Los Cuatro Gatos), Barcelona, España.
Menos fastuoso pero bastante más cálido y acogedor es este café y restaurante nacido en 1897, su dueño se llamaba Pere Romeu y trabajaba, allá por finales del siglo XIX en un cabaret de París(El Gato Negro se llamaba), y tuvo la idea de montar en su Barcelona natal una taberna que tuviera un ambiente igual de alegre, donde hubiera música de piano y comida barata.
A todos les encantó el lugar y pronto se convirtió en el epicentro de una gran movida artística, exposiciones de arte, veladas literarias y musicales. Incluso se publicaba una revista con el nombre del lugar. 
Picasso( no contaba ni con 20 años) era habitué y sus dos primeras exposiciones se hicieron en el lugar, hasta se encargó del dibujo que ilustraba la tapa del menú.
Lamentablemente esta brillante etapa culminó pronto, y debido a deudas Romeu se vio obligado a cerrar Los Cuatro Gatos en 1903, luego fue sede de un círculo artístico, llegó la Guerra Civil y recién a finales de la década del 70, algunos empresarios se asociaron para volver a la vida al café...
Actualmente es un bar modernista, instalado en una casona de estilo neogótico llamada Casa Martí(restaurada por completo en 1991), y en sus paredes mantienen el recuerdo de aquella vida chispeante y todos los artistas que por allí pasaron. Es un ícono de Barcelona.
Se especializan en cocina mediterránea y sirven durante todo el día. Los menúes incluyen tortillas, carnes, entradas pero me quedaré con los postres, podemos pedir: crema catalana, una ensalada de frutas naturales con helado de coco, un cake de almendras con chocolate y avellanas, un milhojas crujiente o una suave mousse de vainilla con salsa de tofee y crumble...

                                           -------------------
3°-Café Lalo, Nueva York, Estados Unidos.
Nos cruzamos el charco y conocemos ahora este lugar, que ya lo tenemos visto de la película " You've Got Mail"(Tienes un e-mail)donde Meg Ryan se cita con su amigo desconocido y se aparece por allí el personaje de Tom Hanks.
Recuerdan esa escena?
Este café es muy frecuentado por los neoyorkinos del Upper West Side, sobre todo por aquellos que buscan un buen café y algo rico para acompañarlo.
Abrió en 1988 y posee un estilo muy europeo, de hecho su slogan es :"THE CAFE EUROPEANS WOULD LOVE TO HAVE IN EUROPE!", Paredes con ladrillo a la vista, grandes ventanales de estilo francés y un ambiente muy distendido, que hace la diferencia con el estilo de vida caótico de Manhattan.
A pocas cuadras del Central Park,es el lugar ideal para antes o después de ir al cine, también funciona como bar cuando cae la noche.
Pero sus especialidades son las más de 50 variedades de cakes, las 25 de cheesecakes(hasta tienen de dulce de leche!), muffins, croissants,canolis, y también riquísimos sandwiches con panes recién horneados. Y los magníficos capuccinos y espressos, claro.
Acostumbran celebrar los días especiales(Acción de Gracias, Año Nuevo, 4 de Julio)ambientando especialmente el local.
                                        ---------------
Francia.

4°- Les Deux Magots ,París.

Volvemos al Viejo Continente, nada menos que a la Ciudad Luz para conocer estos dos cafés encantadores, que no se pueden obviar en cualquier recorrido turístico.
Les Deux Magots tiene una rica historia que comienza desde antes de su apertura en 1885, ya que antes de ser un café funcionaba allí una tienda que vendía lujosas telas y sedas venidas principalmente del Oriente.
Las dos estatuas de madera que representan a mandarines chinos, que le otorgan su nombre a este café son el único recuerdo de aquella decadente época de comercio.
Casi todos los grandes artistas e intelectuales que vivieron en la París de comienzos del siglo XX pasaron por aquí, Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Oscar Wilde, Picasso, Ernesto Sábato, Hemingway. Además era el sitio favorito de los surrealistas, encabezados por André Breton...
Desde 1933 Les Deux tiene su propio premio literario, habilitados por la rica historia que se desarrolló en sus mesas allá en los lejanos años 20's.
Una de las características pintorescas de este lugar es que los camareros siguen con la tradición de vestir traje y moño negros y camisa blanca, dándole un aire muy especial a la experiencia. Aunque al parecer, si bien son muy amables, se toman su tiempo para traer los pedidos a las mesas.
Si nos sentamos en las lindas mesitas de la acera podemos disfrutar de la vista de la vida cotidiana del barrio Saint Germain de Pres y su hermosa iglesia del mismo nombre, una de las más antiguas de París.
Dicen que la gran especialidad de este café son los desayunos, las deliciosas croissants y las baguettes de manteca, acompañadas por el más rico café o un chocolate caliente como Dios manda.
Los precios son bastante elevados pero no se podrían dejar pasar los postres más festejados: el Isfahan de Pierre Hermé, un macaron de frambuesas con crema de vainilla, rosas y lichis. Y un milhojas praliné con cubierta de caramelo. O una clásica Tarta Tatin con crema.

5°- Café de la Paix, París.

Pero si hablamos de lugares míticos, más famoso todavía es el Café de la Paix, ubicado en la planta baja del Grand Hotel e inaugurado en 1862.
Se encuentra muy cerca del Teatro de la Ópera de París, e incluso abrieron sus puertas el mismo día, porque el arquitecto Charles Garnier fue quien diseñó tanto la ópera como el Café de la Paix. 

Por esa privilegiada cercanía fue el refugio predilecto de sus estrellas primero, y luego de las del teatro y el cine.
Al culminar las representaciones de la ópera, nutridos grupos de artistas e intelectuales, escritores, pintores, directores y actores se quedaban en el café a beber y charlar.
Se sentaron en sus mesas figuras de la talla de Giusseppe Verdi,  Émile Zola, Guy de Maupassant,  Maria Callas,  Marc Chagall, Yves Montand, Orson Welles y hasta la nobleza, como el rey Alfonso XIII o el Príncipe de Gales.
Más historia? allí fue donde se realizó la primera transmisión directa de radio a los Estados Unidos. Los hermanos Lumiére solían organizar exhibiciones de cine en el Café.

De estilo Napoleón III, ha sido reformado en el año 2002 pero sin afectar su arquitectura típica.
En las imágenes podemos ver el Hotel, con el Café abajo y allí al ladito la Ópera.
Su cocina es de muy alto nivel, así como la pastelería.
Tanto así que poseen un evento en el cual famosos diseñadores de modas han pasado por allí con el fin de crear los "Fashion Pastries", como Agatha Ruiz de la Prada y Paco Rabanne, entre otros. Allí en la foto vemos un tentador postre Napoleón.
También es muy conocido en la ciudad el delicioso brunch que preparan los domingos, dicen que es un paseo a la infancia de sus comensales, con productos fresquitos de bollería, mermeladas caseras y un extenso buffet de postres.
                       -------------------------------------------
Austria


6°-Café Hawelka,Viena.

Es la cafetería más famosa de Viena, fue inaugurada en 1939 por Leopold y Josephine Hawelka, y aunque tuvieron que cerrarla durante el estallido de la Segunda Guerra Mundial, la reabrieron en el otoño de 1945. Milagrosamente, el local no  había sufrido ningún daño. Y luego del período de ocupación, en 1955, al igual que otros cafés de los que ya hablamos el Hawelka se convirtió en el punto de reunión de intelectuales, escritores, críticos y artistas, incluídos Arthur Miller y Andy Warhol.
El edificio, ubicado en el Distrito 1 de la ciudad, en la calle Dorotheergasse, su interior fue diseñado por el célebre Adolf Loos en los años 30' y ha permanecido intacto desde entonces. Por fuera es de estilo moderno y despojado, pero por dentro todo sigue igual, con sus mesas redondas de mármol ,sillas Thonet, taburetes de terciopelo rojo y bonitos carteles de estilo antiguo decorando las paredes.
La especialidad de este café han sido desde siempre los Buchteln, unos bollos de levadura rellenos de mermelada de ciruelas y cubiertos de azúcar que durante más de 60 años horneó la misma Josephine y, luego de su muerte en 2005, los siguió haciendo su hijo Gunter, y cuya receta es celosamente guardada por los miembros de la familia Hawelka(veánlos en la imagen, lucen bien, eh?
Luego de las 22 horas salen fresquísimos de la cocina y es imposible comer uno sólo
 
El Hawelka es tan célebre que en 2002 se filmó un documental acerca de él llamado "Die Hawelkas und ihr Café".
Hasta principios de los años 60' Leopold y Josephine preparaban el café en un horno a leña y recién cuando se pusieron de moda los cafés espressos en las distintas cafeterías de la ciudad tomaron la decisión de comprar una máquina de hacer café.
                                      --------------------------

7°- Café Central, Viena

Antes de irnos vamos a conocer otro de sus emblemáticos cafés, el Central, mucho más lujoso y antiguo que el Hawelka.
Ubicado en el mismo Distrito 1, se encuentra en la planta baja del Palacio Ferstel, un hermoso edificio de estilo neorrenacentista.

También aquí sucedió que el café se convirtió en el punto de encuentro favorito de los intelectuales del pasado, solían sentarse en sus mesas Sigmund Freud, León Trotsky , James Joyce, entre otros nombres célebres.
El ensayista Peter Altenberg era tan aficionado al Café, que decía que salía de allí sólo para dormir...
Para homenajear su fidelidad, hoy en día podemos ver en la entrada una estatua de escritor en tamaño real, muy pintoresca con sus grandes bigotes.
Además de leer los periódicos y charlar, se daban cita en el café numerosos aficionados al ajedrez, que encontraron un refugio para jugar y organizar torneos.
Durante la Segunda Guerra Mundial el local resultó parcialmente destruido y fue cerrado hasta que la ciudad decidió restaurarlo. Ahora no está en el mismo sitio que antaño, en el patio interior del palacio, sino enfrente donde solía ser un banco. En 1986 fue renovado por completo.
La decoración es impresionante, grandes columnas de mármol, arañas, pinturas y techos abovedados.

Podemos tomar el tradicional desayuno vienés, que consiste en café, semmel(pan típico)con mantequilla, mermelada y huevo cocido. Pero es mucho mejor ir por lo dulce ya que el Central posee una variedad impresionante de postres y una tentadora barra de tartas, donde es una locura elegir sólo una y junto a un chocolate caliente o un buen café con crema podemos darnos por satisfechos.
Si vamos por la noche habrá música en vivo. Y un detalle, permiten que las mascotas acompañen a sus dueños si mantienen los modales(jajá).

                                -----------------------------

8°-Café Einstein, Berlín.

Nos vamos ahora a la fría Alemania para conocer esta cafetería, que posee un estilo muy similar a los más típicos cafés vieneses.
Posee una ubicación privilegiada en el corazón mismo del paseo Unter den Linden, a menos de 15o metros de la Puerta de Brandenburgo(uno de los principales atractivos de la ciudad)y a su lado hay una bonita galería de arte.
Funciona desde hace 35 años en una casa que data de 1878 y perteneció a una célebre actriz alemana.
Es un lugar muy elegante, con camareros vestidos de frac e impecables delantales blancos, la barra y las mesas  son de mármol y madera,  y ofrecen la posibilidad de leer los periódicos de todos los continentes.
Sus grandes ventanales dan la posibilidad de espiar el devenir de la vida cotidiana de la ciudad pero amorosamente resguardados del frío, también hay sillones súper cómodos para instalarse a beber el exquisito café de primera calidad cuyo aroma perfuma todo el lugar.
Y para los días más cálidos disponen de un bonito jardín.
Por su elegancia y calidez este café es frecuentado por artistas, políticos, periodistas y personalidades, y también turistas, claro.
La especialidad de la casa es el apfestrudel, una tarta de manzana muy clásica de la pastelería alemana. Pero las del café Einstein son consideradas las mejores de la ciudad.
Y salen con helado o crema fresca, al gusto del afortunado comensal.
Además del café, tienen una excelente variedad de los mejores tés del mundo, buena opción para acompañarla.
                                ---------------------
Italia.


9°-Gran Caffé Quadri , Venecia.

Con vistas a la Piazza de San Marco, este café fue abierto por Giorgio Quadri, quien junto a su esposa griega llegaron desde la Isla de Corfú a Venecia en busca de fortuna. Bajo los arcos de la Piazza instalaron su pequeña tienda, pero tenían mucha competencia porque el consumo de café se había puesto muy de moda por ese entonces y habían más de 200 locales del ramo en la ciudad, 24 de ellos alrededor de la plaza.
Las vistas del Quadri son incomparables, pero tomarse algo allí puede llegar a ser muy costoso, los precios son altos.
Tanto este café como su cercano rival, el café Florian, poseen orquestas propias, que (sobre todo durante el verano) tocan música clásica al aire libre cómodamente instalados en las bonitas terrazas que miran directamente a la Plaza.
Eso sí, cuando toca una orquesta, la otra mantiene un respetuoso silencio. Se dice que el compositor Richard Wagner se hizo cliente habitual del Quadri porque su enemigo musical Guisseppe Verdi prefería el Florian. Y de este modo, no debía cruzárselo. 
Lord Byron, Alejandro Dumas, Balzac y Marcel Prosut son algunos personajes que solían frecuentar el Quadri.
Podemos tomar un capuccino o el famoso espresso, acompañado por los exquisitos croissants de mantequilla o alguna de las especialidades dulces del chef Max.

10° Café Florian, Venecia.

Pero el Florian no le va en zaga, ya que es todavía más antiguo que el Quadri, fue inaugurado en 1720 y es considerado uno de los cafés más antiguos de Venecia.
En su menú podemos leer esta simpática declaración:
"Italia es el país más hermoso del mundo.
Venecia es la ciudad más hermosa de Italia.
Piazza San Marco es la plaza más hermosa de Venecia.
El Café Florian es el más hermoso de Piazza San Marco.
Por lo tanto, usted está tomando un café en el lugar más hermoso del mundo."
Sus 300 años de historia le permiten considerarse uno de los símbolos de Venecia, y fue el primer café que permitió la entrada a las mujeres, porque según cuentan Casanova solía ir allí con sus conquistas.
Lord Byron, Rousseau,Marcel Proust, Charles Dickens,Goethe, Stravinsky, Modigliani, son nombres de célebres asiduos clientes que el Florian ostenta con orgullo.
La distribución interna del café consiste en pequeños y muy lujosos saloncitos, unidos por un corredor y cada uno de ellos tiene su nombre, por ejemplo la Sala de los Hombres Ilustres, la Sala del Senado, el Salón Oriental la Sala de las Estaciones, el Salón de los Espejos...
Aunque en los días más cálidos se prefiere la terraza con la música de la orquesta, mirando hacia la Piazza.
El personal vestido de manera elegante, la vajilla de porcelana y las bandejas de plata, y la ya mencionada orquesta propia hacen que tomar un café en el Florian cueste bastante dinero, pero dicen que vale cada centavo.
Un excelente surtido de tés y cafés de la más alta calidad, además de una exquisita carta de vinos y la más deliciosa pastelería acompañan la experiencia.
                                 ----------------------------------
En estos sitios que poseen tantas historias entre sus paredes es más posible soñar con viajar en el tiempo, no lo creen? en mi querido Somewhere in Time, Richard Collier se alojaba en un antiguo hotel donde había estado su amada Elise casi 100 años atrás, y que no había cambiado casi nada.
"En caso de que algo así fuera posible, ¿no lo sería más en un sitio como éste?.Porque, en un lugar así, parte del viaje ya está hecho. Aquí he sentido el pasado dentro de mí."
Sentarse en una mesa del Café de la Paix, y pensar que allí mismo se sentaban artistas y escritores que conocemos y admiramos, tomar un café como ellos lo hubieran tomado, cerrar los ojos y sentirse por un momento en ese espléndido pasado...

Esta última imagen pertenece a la película de Woody Allen "Midnight in Paris", donde Owen Wilson hace realidad este sueño y cuando el reloj marca la medianoche se traslada mágicamente a la París de los años 20'.
Ya pronto hablaré de ella...
Bien, es todo por ahora, espero les haya gustado esta travesía y nos vemos en la próxima.

9 comentarios:

Eliane dijo...

Ayy que ricas tortas y postres! Son las 3 de ka tarde aqui y se me ha hecho agua la boca...jajajajaja
Muy interesante tu recorrida!
Besotes

Raquel Campos dijo...

Qué entrada más hermosa y qué lugares tan bellos. Todos tienen personalidad propia!!

En el café Florian de Venecia estuve...que recuerdos!!

Besos!!

Aglaia Callia dijo...

¡Vaya, Princesa! A esto le llamo un paseo de ensueño, qué maravilla. No podría escoger un lugar para visitar, me fascinan todos, son tan hermosos. ¿Te imaginas una charla con queridas amigas en lugares como estos? ¡Es perfecto!

Gracias por invitarnos, princesa.

Besos.

Pilar dijo...

Hola princesa!! guau! tantos lugares hermosos y no conozco ninguno!! Me encantó el primero, cuánto lujo :O
Y el de Tienes un email, quien diría que es tan famoso?
Y todo se ve muy rico...tengo que ir...siquiera a uno de ellos :)
Un abrazoTE!!

Luciana dijo...

Con mi facha no me dejan entrar a ninguno! Aunque me gustaría el de New York donde se conocen Meg y Tom con el libro y la rosa.
Falta el Tortoni!! Besos

princesa jazmin dijo...

ELIANE: jajajá, verdad que da hambre? a mí también se me hacía agua la boca cuando investigaba y leía los menús de estos lugares y soñaba con comer alguna de esas delicias.
Este post hace daño a la dieta :)
Gracias por venir, amiga.
Espero que ya te estés sientiendo mucho mejor.
Un abrazo!

RAQUEL: oh, dios mío! estuviste en el Florian? qué envidia que te tengo!!!me imagino que debe ser hermosísimo.
Es lindo leerte, un beso!

CLAU: sabés que siempre me he imaginado eso? todas juntas charlando y tomando algo rico, qué maravilla! es una de mis fantasías favoritas...imagina qué envidia a Elizabeth y Miranda que tuvieron la oportunidad de tomarse un cafecito juntas.
Qué suerte que te haya gustado!
Nos vemos!

PILAR: yo sueño con ir aunque sea a uno de ellos alguna vez! allá en Lima tienen la costumbre de ir al café, o no se acostumbra como aquí?
El Café Lalo es uno de los que más me gustó, tienen su face y todo. Se nota que tienen un ambiente muy distendido y agradable, tal vez algún día puedo pedir trabajo allí, jajajá. Una chica puede soñar, no?
Gracias por pasarte!

LUCY: qué decís amiga!!!con tu aspecto de profesora sofisticada tenés un lugar asegurado hasta en el New York Café, te gustó el Café Lalo? a mi me gustó muchísimo y fue lindo verlo en las imágenes luego de conocerlo dentro de la peli :)
Hasta pronto!!

Jennieh dijo...

Ay, Jazmín que lindo viaje. Todos esos lugares parecen una maravilla. ¿Alguna vez estaremos nosotras por allá? En el tiempo que pasa para ver si se hace realidad ago de eso es muy lindo que lo podamos conocer a través de esta entrada. Encantadores lugares todos, el que aparece en Tienes un e-mail me pareció más cercano.

Que rico lo que nos presentantes, confieso que se me hizo agua la boca.

Un beso.

Ah, y ya estoy de regreso en el blog.

Otro beso, jajaja.

Clara Mayer dijo...

Aunque un poco tarde he accedido a la nota... me gustaron todos, aunque he de reconocer que tengo una cierta inclinación por los franceses. Si me lo permitís, me gustaría sumar uno más al tour. Es el Café Tortoni en Buenos Aires, abrió sus puertas allá por 1858 y aún sigue atendiendo. Te dejo la dirección de su página web donde podrás apreciar lo bonito que es. http://www.cafetortoni.com.ar/

Iris Analia Martinez dijo...

Solo me gustaría decirte que falto el Café de los Angelitos en Buenos Aires Argentina, en donde se filmaron varias escenas de películas internacionales de época.

Related Posts with Thumbnails